26 setiembre 2006

Para todos o para nadie

En principio, sí, estoy de acuerdo con el anuncio de García de encargar al Estado la defensa judicial de los militares enjuiciados por sus acciones durante el conflicto interno.

Es lo más justo: el Estado envió a sus Fuerzas Armadas a enfrentar una guerra civil. Cualquier delito que hayan cometido en el camino, se trató de un delito de funciones. Y cualquier Estado civilizado del mundo se encarga de la defensa legal de sus funcionarios, sin que eso implique avalar ni mucho menos justificar los crímenes por los que se les procesa.

Pero hay tres aspectos preocupantes en la ejecución del cacareado decreto supremo; tres problemas tan graves que deslegitiman la medida:

1. El primero es el mensaje -implícito en las formas- que están enviando tanto el presidente como el ministro de Defensa, Allan Wagner, y algunos congresistas apristas. Jomra ya ha escrito sobre este tema, así que no me explayaré. Pero la forma cómo se ha anunciado la medida -en ceremonia militar, con ataques a los defensores de los derechos humanos- se podría traducir así: "Señor juez, ya llegó Papá Gobierno para defender a sus angelitos, ¿está seguro de querer condenarlos?". El anuncio de García fue hecho de una forma tan abrumadora, que casi es amenazadora.

2. El segundo lo conforman, por supuesto, las víctimas. Las mismas víctimas a las que tiene que reparar el mismo Estado que defenderá a los militares. Estas víctimas no pueden ser legalmente defendidas por el Estado, salvo a través de abogados de oficio. Pero los abogados de oficio son un chiste en nuestro país. Mientras las víctimas no estén en igualdad de condiciones para litigar con los abogados del Estado, esta medida del gobierno "no consolidará derechos, sino que dará privilegios" (cfr. Jomra). Salomón Lerner el Bueno ha advertido que "mucho más importante sería una reforma del Poder Judicial, porque un Poder Judicial que tiene las visibles deficiencias del nuestro es susceptible de interferencias de tipo político y económico."

3. El tercero son los Colina y otros militares acusados de violación a derechos humanos. ¿Por qué ahora salen con que a ellos no se los va a defender? No tiene sentido. Es el mismo problema que tenemos con las víctimas: La justicia es para todos o para nadie. Yo estoy completamente seguro que los Colina son unos asesinos dementes, pero legalmente -caballero- tienen los mismos derechos que sus compañeros. Javier Ciurlizza, ex secretario general de la CVR, ha dicho que el gobierno "se está metiendo en camisa de once varas", que un militar que no sea defendido por el Estado podría demandarlo por discriminación y exigir que a ellos también se les aplique el decreto supremo.

Soy consciente que es un depropósito exigir, primero, la reforma del Poder Judicial para, después, encargarse de la defensa legal de los miembros de las Fuerzas Armadas. Habría que buscar un punto intermedio, pero creo que ya es muy tarde. En realidad, para las víctimas siempre fue muy tarde.

tags: , , ,

6 Comentarios:

Blogger Roberto dijo...

pero marco, tengo entendido que además los militares ya poseen un fondo para estas situaciones (por lo menos los oficiales), lo que convierte a la situación en un sinsentido. ¿estamos frente a una medida populista? ¿a una forma de quedar bien con los militares por parte del gobierno aprista?

yo coincido más bien con martín tanaka, quien afirma que en realidad no hay norte detrás de todas estas acciones, que no es tan cierto que sea un gobierno que busque algo, porque eso sería darle demasiado crédito, más bien, lo que tenemos es un río revuelto y un gobierno aprista/alanista que quiere quedar bien con todos (por eso se rumorea que sofía macher, si la mismísima sofía, sea la "zarina" de las reparaciones post-cvr).

y de acuerdo totalmente con el segundo punto. ¿por qué ayudar solamente a los militares que afrontan "juicios injustos"? (eso me parece ya un sinsentido mayor, porque es reconocer que el poder judicial está hasta las patas y no sé por qué nadie de la corte suprema ha levantado su voz, como siempre lo hacen cada vez que critican su poder). más importante que darle más plata a los militares para su defensa, es tener un buen poder judicial. y juicios públicos, como en argentina, para estos casos.

1:38 p. m.  
Blogger Jose Alejandro Godoy dijo...

A ver, en mi blog me mandé un rollazo sobre este tema, pero procuraré resumir lo que tuve en la cabeza ayer al escribir:

1. En principio, estoy de acuerdo con la intención de encargar al Estado la defensa judicial de los militares. De alguna manera, implica que se asuma la responsabilidad de sus funcionarios por actos cometidos en el ejercicio de sus funciones.

2. Es cierto que los "Colina boys" tendrían todo el derecho de acogerse a esta norma, más aún cuando el Decreto Supremo de marras no señala exclusiones para este derecho. Efectivamente, como dice Ciurlizza, tranquilamente ello pueden demandar al Estado por negarse a ello.

3. La disparidad frente a las víctimas es evidente. La defensa que el Estado dará a los militares no es la defensa de oficio que pone el Estado y, además, esta última en el Perú es francamente un saludo a la bandera.

Además, hay que tomar en cuenta que las víctimas y testigos no tienen mecanismos de protección frente a amenazas o atentados.

A ello, súmale el hecho de que, de los 5 juzgados de derechos humanos, solo funcionan 3 en los hechos. 2 se encuentran acéfalos desde junio. Y de los 5, 4 funcionan en Lima, con los consiguientes gastos para el seguimiento de los procesos.

4. Lo que, finalmente, termina confundiendo y enredando más el tema son las declaraciones de Alan y Cía. presentando la medida como si toda acusación presentada fuese una vejación, repitiendo la falacia de que todo quien critique a las FF.AA. es un antipatriota. Pero, más grave aún, es que el propio García deja de lado su responsabilidad en todo esto: ¿quién gobernó entre 1985 y 1990? ¿hizo algo para parar las violaciones a los derechos humanos?

Nosotros ganamos la guerra, es cierto, pero lo hicimos a pesar de las violaciones de los derechos humanos cometidas desde el Estado. Es algo que los políticos y las FFAA deben entender antes que seguir con una cadena de mentiras sobre lo que pasó.

3:22 p. m.  
Blogger Yulupuqui dijo...

Hay que partir de un punto importante, entre los miembros de las fuerzas armadas hubieron héroes que arriesgaron sus vidas para protegernos del terror y hubieron militares que cometieron violaciones que escapan a la justificación de todo combatiente de guerra. Para mi esos militares deben ser juzgados con igual rigor que cualquier subversivo, dentro de este rigor los privilegios sobran, en ese sentido, el problema es como establecer un filtro con las personas que están siendo procesadas (que las hay) injustamente y sin merecerlo, estoy de acuerdo que la defensa si es para uno debe ser para todos, no puede ser solo es para los que lo merezcan como explico Allan Wagner, entraríamos a una subjetividad peligrosa y como bien dice AAR los ministros no son jueces para determinar eso.

Es obvio también y esto lo escribo con muchísima pena, que los derechos humanos no acogen el menor interés de las personas en nuestro país, eso tenemos que aceptarlo como una verdad si es queremos construir un futuro distinto, a pocos les interesa que la esposa del periodista Jaime Ayala este buscando justicia hace años, o tener un presidente que no a sido juzgado por las ejecuciones extrajudiciales en Cayara, si esto le importara a la gente un gobierno como el Aprista que lo único que viene haciendo hasta ahora es jugar para la Tribuna no hubiera dado esta iniciativa.

Alan probablemente haya pensado antes de dormir hace una semanas: “Si no me cuesta nada congraciarme con los militares-con los que siempre hay que llevarse y que el gobierno pasado no la pasaron muy bien que digamos -, ¿Porque no?, Alo ¿Ministro de Defensa? tengo una idea…

4:40 p. m.  
Blogger Jose Alejandro Godoy dijo...

Un comentario adicional:

Mientras más indago sobre el tema, me queda más claro que nos encontramos ante un gesto más de Alan García para la tribuna.

Según el D.S. 061-2006-PCM, que salió el sábado pasado, se incluye a los miembros de las FFAA y Policia Nacional procesados por violaciones a los dd.hh. cometidas durante la lucha contra el terrorismo dentro de los alcances de otra norma, el D.S. 018-2002-PCM, que da a los funcionarios y servidores del Estado la posibilidad de que se les contrate para su defensa servicios legales, en caso sean demandados civil, penal o administrativamente. Esta es la medida que Alan anunció, con bombos, platillos y ataques a la comunidad de derechos humanos, el viernes en el Pentagonito.

El D.S. 018-2002-PCM, expedido durante el gobierno de Toledo, fue utilizado, por ejemplo, para la defensa de PPK en cuanta acusacion constitucional le interponia Javier Diez Canseco.

Y, aquí viene el detalle, el gobierno de Toledo, basándose en esta norma, contrató los servicios del abogado Sergio Tapia para el patrocinio de los marinos implicados en el caso El Frontón (Ver la Resolucion Ministerial 548-DE/MGP, publicada el 30 de marzo de 2003 en El Peruano).

Osea, que ya antes se habían amparado en una norma anterior para hacer contrataciones. Conclusión: no era necesario el gesto tribunero de Alan.

Asi que muchachos, Alan nos la volvió a hacer.

5:22 p. m.  
Blogger Reaño dijo...

Por un principio elemental de presunción de inocencia, que la da el juez y no un ministro, los Colina merecen un abogado.
Por el lado de las víctimas es cierto, un abogado de oficio es peor que defenderse solo sin haber abierto jamás el código penal.

6:02 p. m.  
Anonymous Jomra dijo...

Saludos

Rayos ¿Y puedo comentar aunque mi opinión ya esté recogida? ¿Vale hacer eso? Demonios, cita los dos lugares en que he hablado del asunto (en un comentario en la Bitácora de D. JAG y en mi propio espacio)... :P.

Yendo al tema, lo del punto 3 no me había enterado, que Alan lo diga bien, no quiere defender a los militares del fujimorismo (básicamente), sólo a los "suyos", a los del frontón y tal. Y claro, no defenderá ningún militar con "mala prensa" o que sea un posible adversario... Eso encima vuelve la cuestión más oscura, ni acto de justicia ni nada de eso. El populismo nuestro de cada día.

Es necesario una reforma del Poder Judicial (aunque yo reformaría todo pero todo, que ya es mucho para andarle pidiendo a nuestros políticos de turno, pero al menos la del PJ se hace inmediatamente necesaria), y mientras tanto, facilitar el derecho a la defensa de todos los peruanos y para todos los casos, no sólo para las víctimas de violaciones de derechos humanos durante esas dos décadas (que lo necesitan) ni sólo para los militares y policías (que algunos también lo necesitan, prefiero una condena a uno bien defendido que a uno mal defendido), sino para todos los peruanos... Pero parece que eso sigue estando lejos de la agenda legislativa de nuestros otorongos preferidos.

Hasta Luego ;)

6:22 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal