22 junio 2006

Puñaladas en la chamba

Todos recibimos puñaladas por la espalda en nuestras chambas. Pero ninguno de nosotros las ha recibido como César Málaga.

César es un contador del INRENA que se opuso dos veces a un proceso de compra -con plata del Estado- que él consideraba sobrevaluado.

Para que nos entendamos: Digamos que una entidad del Estado -como el Inrena- gasta 100 soles en comprar X. Ahora bien, si el valor de X en el mercado es normalmente 70 soles, tenemos 30 soles de sobrevaloración. Usualmente esos 30 soles extra -que es dinero de nuestros impuestos- no se los queda la empresa que le vendió X al Estado, sino que se convierten en la coimisión de los funcionarios estatales que autorizaron la compra.

Pues bien. Ahora que queda un mes para que varios de los funcionarios de Perú Posible regresen al desempleo que nunca debieron abandonar, comprenderán que estos presupuestívoros estén bastante desesperados aferrándose con uñas y dientes -sobre todo con uñas- a cualquier compra que puedan amañar.

César Málaga simplemente desarticuló una de esas compras. Era su chamba. Y el jueves pasado, el mismo día en que sus jefes se enteraron de lo que había hecho, dos sujetos lo asaltaron en la puerta de su casa, lo apuñalaron en la espalda, en la pierna y le rompieron la cabeza y el tabique nasal a fierrazos.

"Para que trabajes bien", le dijeron.

César está convaleciente en su austera casa de La Perla. Eso es lo que consiguió después de 30 años de carrera pública decente.

Vídeo: Entrevista a César Málaga (20/06/06)

2 Comentarios:

Blogger Morena dijo...

Pobrecito :(

1:01 p. m.  
Anonymous Jacqueline dijo...

No he visto esto en primeras planas.
Desesperante!
Espero que mo pierda su trabajo y no lo vuelvan a atacar nunca más.

8:43 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal